David de León (25 años)

Vive en el cantón Panabaj y nació con parálisis cerebral. Afortunadamente su familia lo llevó a ADISA en donde recibió fisioterapia. Seguidamente asistió a la escuela de educación especial y actualmente cuenta con cinco años de trabajar en el programa de formación vocacional. Trabaja en la elaboración de diferentes productos artesanales de papel.

Hoy en día, David es la persona que se dedica a la elaboración de patrones y planchado de papel para luego fabricar los productos. David se siente afortunado de trabajar en ADISA pues ahora gana dinero, convive con otros miembros de la asociación y sobre todo, porque tiene el apoyo de su familia.

 

Miriam Olimpia Raxic. (28 años)

Miriam Raxic ADISAMiriam vive en el cantón Panaj y cuando era niña se le diagnosticó una enfermedad que le dañó la cintura. Miriam tuvo que someterse a una operación en la que, desafortunadamente, una complicación en un nervio le impidió caminar. Vivió muchos años sin salir a la calle, hasta que hace tres años, conoció a una vecina con discapacidad que la invitó a asistir a ADISA.

Al igual que David, Miriam apoya el programa de formación vocacional, trabajando en la elaboración de productos de papel. Ella es la encargada de elaborar los “discos” de papel, que son usados en la elaboración de los productos. Para ello moldea y le da la forma correcta al papel. Miriam relata que ahora es más feliz porque puede salir a la calle y porque que ya no tiene que quedarse en su casa todo el tiempo. Ella cuenta que la gente en Santiago la conoce y la saluda cuando pasa por el pueblo.

 

José Sosof (34 años)

José Sosof ADISAEn el año 1990, cuando José tenía 16 años, un grupo de pobladores de Santiago Atitlán se reunió frente al destacamento militar del municipio para solicitar el cese de actividades violentas en contra de la población. Los militares abrieron fuego contra los asistentes, provocando la muerte de 13 personas y dejando heridas a 27 más. José fue una de las víctimas y recibió dos impactos de bala; uno en la cadera y otro en la columna. Este último disparo le provocó la pérdida de movimiento en sus piernas.

José cuenta que en el año 1991 él era la única persona en el pueblo que salía en silla de ruedas y que al verlo, los fundadores, Francisco y Argentina, lo invitaron a que asistiera a las charlas de discapacidad. Fue así como José se involucro en a la asociación. De allí en adelante, José ayudó a conformar el programa vocacional del cual es el coordinador, hecho que lo llena de orgullo pues le permite ayudar a otros jóvenes a integrarse en la sociedad.

José se siente un buen líder y gracias a su trabajo y dedicación, hoy en Santiago Atitlán existen rampas para acceder y movilizarse en el parque de pueblo. Asimismo, José se dedica a la pintura; trabajo que realiza en su casa y del cual obtiene ingresos económicos adicionales pues expone y vende sus obras en galerías de Santiago Atitlán. José es reconocido y respetado en el pueblo por ser un ejemplo para las personas con discapacidad.

Jorge Salvador Tziná. (25 años)

Jorge Tziná ADISANació con síndrome de Down y le llaman Beto, de manera cariñosa. Beto asistió a ADISA porque los fundadores Francisco y Argentina se enteraron que era un niño con discapacidad y que no salía de su casa. Francisco y Argentina convencieron a los padres para que éste recibiera asistencia en la asociación.

Hoy en día Beto disfruta de cepillar madera en el taller de carpintería y según sus compañeros, él es el joven más alegre de la asociación. Las actividades productivas han sido para Beto una fuente de inspiración y alegría.